martes, 17 de enero de 2012

ACONCAGUA PARTE 4, Cumbre y evacuación!!!!

Sí!!!, lo conseguimos al final el día 13 hicimos cumbre en medio de una nevada y teniendo mucha mucha suerte con el planteamiento ya que muchas expediciones se han quedado sin la posibilidad de hacerla. Como punto negativo, a Javi le han tenido que evacuar en helicóptero del Campo Base por una distensión en el gemelo en el descenso, nada grave y dice que le ha merecido la pena bajar en helicóptero por el Valle de Horcones.

DÍA 10 DE ENERO, ASCENSO DE NUEVO A  CAMPO 1 CANADÁ

Cómo habíamos hecho el día anterior, nuevamente subimos al Campo 1, Canadá situado a 5.050 metros para realizar el segundo porteo y ya quedarnos definitivamente a dormir.


 El ascenso fué más agradable que el día anterior, llevábamos menos peso y nos lo tomamos con calma ya que teníamos toda la jornada.


Tardamos unos 45 minutos hasta el semáforo (zona de estrechamiento de la senda y que se llama así porque no se pueden cruzar apenas dos personas a la vez en cierto punto), otros 45 minutos mas por zig zags hasta las Piedras Conway (curiosas formaciones de piedra en forma de penitentes)


 y una hora y media más hasta la Plataforma donde se situa el campamento. En la tienda con la puerta abierta pasamos una agradable tarde escuchando música, jugando a las cartas e incluso echando unos chinos.




Para coger agua aprovechamos de un leve hilo que corre por unos neveros unos 100 metros hacia el Sur y que a partir de las 5 de la tarde comienza a correr, antes de esa hora hay que derretir nieve.
El atardecer fue increible con un horizonte de tonos rojizos del que disfrutamos tan sólo unos instantes y un descenso de las temperaturas muy brusco.


 Por arriba nos enteramos por los que descendían que se estaban haciendo cumbres, así que la ventana de buen tiempo había comenzado.


DÍA 11 DE ENERO, MI CUMPLEAÑOS.

Del Campo 1, Canadá a Nido de Cóndores; como la ventana de buen tiempo parecía haber llegado decidimos continuar con la estrategia comentada y tocaba subir con todo en las mochilas para no tener que portear dos veces al subir de campo, incluída tienda ligera. Partimos temprano y sin desmontar la tienda grande, hicimos una mochila con todo lo imprescindible para los próximos 4 días más una pequeña bolsa de comida de emergencia, y ya con sol (otra peculiaridad de esta montaña, siempre se trata de caminar con el sol, exceptuando el día de cumbre) salimos del campo trazando una diagonal hacia la izquierda ganando altura lentamente y notando el peso de más en la espalda.


Tras una hora aproximada llegamos al cambio de pendiente, zona donde dicha pendiente aminora y ésto da un respiro bastante agradable a nuestros maltratado cuerpo. Hasta allí desciende el gran acarreo, o gran pedrera que baja 1000 metros de desnivel desde la travesía bajo la cumbre.


En cuanto se sale a los neveros del acarreo, ahora sí trazamos algunas zetas para ganar altura e ir ascendiendo lentamente a Nido de Cóndores situado a 5.500 metros y que se aprecia desde la lejanía subido en una plataforma defendida por rocas.

Llegamos a Nido, allí nos encontramos con nuestros amigos del Campo Base, y tras celebrar el reencuentro nos liamos con los quehaceres.


 Tras montar la estrecha tienda que habíamos alquilado nos dolía un poco la cabeza a los dos, así que yo me tomé una aspirina y Javi decidió aguantar. Es algo normal este tipo de dolores tu cuerpo reacciona de esa forma para generar más glóbulos rojos.


Por la tarde y cuando pensábamos que iba a ser un día plácido, se formó el hongo de la Aconcagua cosa que nos extrañó ya que no estaba anunciado dicha formación nubosa y a los 30 minutos y de nubes procedentes de la vertiente contraria a la Aconcagua comenzó a caer nieve, y más nieve, se tiró así unas 2 horas cayendo nieve.

Cayeron unos 40 centímetros de nieve, los dos apretujados en la tienda de alquiler aguantamos la tarde como pudimos y antes del atardecer paró de nevar.


Por un lado vimos perdida la cumbre, ya que a casi 6.000 metros abrir huella con todo nevado y con los días justos era un problema bastante gordo. Por otro lado el atardecer que vivimos allí no lo vamos a olvidar facilmente y más yo cantándome el "que los cumplas feliz" entre algunos compañeros Argentinos, otros de Bariloche y algún que otro Vasco. Como regalo ese atardecer.


Casualidades o no,, justo 31 años antes el mismo día en Madrid cayó una nevada similar el día que nací.


DÍA 12 DE ENERO, DUDAS

Al día siguiente nos levantamos con prisas, la nieve había menguado algo en cuanto a tomo y ya no nos dolía la cabeza, todo positivo. Lo de pasar la noche ya era otra cosa, la tienda era muy estrecha y lo pasamos verdaderamente mal para darnos la vuelta y sobre todo para salir sin llenar de nieve las botas, sacos y todo lo demás.

La verdad que saturábamos sobre 67%, bastante bajo como para seguir ganando metros, pero no estábamos muy seguros del planteamiento a seguir., si aguantar un día más en Nido de Condores para afianzar la aclimatación o tirar para arriba. Tras informarnos sobre el tiempo, nos dijeron los ranger (encargados del parque), que los próximos días 12 y 13 iba a hacer el mismo tiempo que el día de hoy. Vamos nieve por la tarde y despejado por la mañana. (Aquí el tiempo es una locura, con los vientos del pacífico en 5 horas te cambia toda la previsión). Así que tras hablar con otros expedicionarios y tras muchas dudas decidimos tirar hacia arriba.


De unas 200 personas que estábamos en el campo unas 50 tiramos para arriba a probar suerte, dejamos muchos amigos en el campo y algunos otros como Carlos de Bariloche y Jose "el Vasco" tiraron con nosotros. (Esta iba a ser la decisión más acertada y sería a posteriori definitiva para realizar el corte de los que ascendimos a los que no).

Con astucia esperamos toda la mañana a que la gente que había en el Campo 3, Cólera a 6.000 metros descendiera para dejarnos la huella bien marcada tras la nevada y sobre las 13:00 tiramos hacia arriba con todo en la espalda y con la sensación de dirigirnos a la guerra.

Se notaba la falta de oxígeno y otra vez volvieron los dolores de cabeza durante el ascenso, más un catarro que llevaba yo que llevaba moqueando desde los primeros días. El último tramo antes de llegar al campo 3 a Cólera era caminar 20 pasos y respirar para poder seguir.



 Pasamos junto al campo de Berlín, unos metros más bajo que Cólera pero más sucio y casi en desuso y tras un último esfuerzo nos instalamos cerca de un domo de la compañía Inka para aprovecharlo para cocinar y "vivir" allí dentro porque nuestra tienda era bastante pequeña.

Instalamos la tienda junto al domo, justo antes de que comenzara a nevar nuevamente y ver como descendían algunos de la cumbre. De nuevo rezamos para que no cayera mucha nieve y nos tapara la huella de subida. Amontonados en el Domo de 1,50 de alto por una circunferencia de 6 metros, cocinamos, cenamos y hablamos junto a tres brasileños encabezados por Fernando un amable guía que ya había subido 3 veces a la cumbre durante otros años. Tras tres horas cesó de nevar, se acumularon otros 10 centímetros más hasta que se hizo la noche., Bueno la noche, nos acostamos de día sobre las 19:00 para levantarnos a las 3:00 de la madrugada y tirar para cumbre.


Los elegidos nos repartimos para dormir; Carlos el Argentino de Bariloche montó su tienda y durmió con Javi, Jose el Vasco con acento Irlandés durmió en el propio domo comedor de INKA y yo sólo en la mini tienda.

DÍA 13 DE ENERO, VIERNES 13. CUMBRE

Me levanté bastante tocado por la altura, otra aspirina al canto, Javi igual otro comprimido para dentro. Incluso tras desayunar me dieron algunas alcadas con los cereales y me tomé otra aspirina como si fueran chicles. No se nos quitaba el dolor de ninguna manera.

Por la ladera inicial del Campo 3 a 6.000 metros ya se veía algún frontal y nuestro estado no era del todo bueno, habíamos subido muy rápido y en 8 días desde la entrada al parque estábamos ante el día de cumbre. Decidimos comenzar a ascender y según nos encontrásemos tras las primeras dos horas darnos la vuelta o continuar.

Salimos los 4 y pronto Carlos Bariloche se fué quedando atrás, al igual que Jose el Vasco tiró hacia delante, caminábamos a unos 150 metros de desnivel a la hora,, parecíamos astronautas caminando por la luna. Todo se ralentizaba y el dolorcillo se mantenía pero no aumentaba.



Poco a poco fué amaneciendo, las montañas iban apareciendo a los lados como espectadores de aquella penitencia, un lento caminar que sin embargo nos llevaba calientes eso sí con el plumas puesto, la verdad es que no hacía un frío excesivo, (quizás yo había pasado otras veces más frío en Gredos, lo que son las cosas).

Tras una primera hora, llegamos a un collado donde estaba amaneciendo y ya nos daba el sol, allí nos cambiamos las gafas por el frontal y tras beber algo del termo continuamos hacia arriba, por una ladera un poco hacia derechas


Tras unas 3 horas llegamos al Refugio Independencia, refugio por llamarlo de alguna manera, ya que es una canadiense de madera y con bastantes tablones quitados, eso sí tiene un bidón de emergencia con cosillas.


Tras 4 horas nos encontramos a 6500 metros, habíamos pasado el Refugio Independencia y el Portezuelo de los vientos y estábamos realizando la travesía.



 El caminar era pesadísimo, yo me iba cruzando con unos croatas, y Javi algunos metros por detrás siempre a una distancia habitual me seguía. 30 pasos y parar, 20 pasos y a parar, una respiración un paso, una respiración un paso. Y así llegamos a la cueva a 6.600 metros.

Allí estábamos reventados, aunque no teníamos cansancio de piernas, el oxígeno no llegaba bien a los músculos y teníamos una flojera general alucinante. En la cueva Javi dejó la mochila y yo me metí algo de comida y bebida para tirar para arriba. Y comenzó a nevar!!! y a nevar!!!. El cielo se cerró, la cumbre estaba a vista pero aún nos restaban 200 metros de desnivel,, que serían 2 horas.


Tiramos ahora si cabe más despació, yo comencé a padecer ataxia, que no es otra cosa que falta de equilibrio, me costaba equilibrarme al dar los pasos y ahora el ritmo era 3 pasos, 3 segundos de descanso, y así sucesivamente durante más de una hora y situarnos bajo la cumbre. Cuando me daba la vuelta para buscar a Javi en las paradas, le veía tirado en el suelo agarrado al bastón o apoyado en el bastón con la cabeza gacha,, no había duda que íbamos los dos por el estilo por la falta de aclimatación.


Realmente del último tramo tengo pocos recuerdos,, sólo recuerdo que el esfuerzo era increible y veía los pantalones morados de Jose el Vasco en la piedra de cumbre haciéndonos gestos con las manos.

Por fin llegamos arriba, no se veía nada, ni el filo de Guanaco, ni la Pared Sur, sólo vimos la cruz de metal y nos tiramos al suelo junto a ella y respirar un poco de aire, aunque a casi 7.000 metros, eso es una utopía. Porque no eres capaz de bajar el ritmo cardiaco y la frecuencia de respiración. Era lo más duro que habíamos hecho nunca.

Nos hicimos algunas fotos con los patrocinadores entre la nieve, aunque de esto tengo un recuerdo un poco turbio como el día nuboso que hacía y tras las fotos ni siquiera caminamos los 10 metros que hay de llano en la cumbre hacia otra cruz más pequeña.

Iniciamos el descenso por donde habíamos subido, la nieve ya había borrado algunas huellas y con Jose el Vasco fuimos perdiendo altura, Javi cada 4 o 5 pasos se tiraba en la nieve reventado, no era capaz de aguantar su peso, me decía y yo con mi pedo de lado a lado de la nieve descendía igualmente con las piernas locas. Tras perder un poco de altura comimos y bebimos y comenzamos a notar algo de mejoría. Llegamos a la cueva donde cogimos la mochila que habíamos dejado, allí nos cruzamos con Carlos de Bariloche que iba a tirar hacia arriba y que aún le quedaban un par de horas de ascenso, iba bastante tarde y eso nos preocupó algo en un principio.


Tras descender a los 6.600 aprox. realizamos algunas paradas para comer,, yo en una de ellas me quedé dormido en la nieve un par de minutos del esfuerzo realizado, con una sensación de bienestar increible.


Pasamos la travesía, estaba nevando mucho y se reenganchó con nosotros un chico Polaco, que no tenía agua ni comida y al que estuvimos manteniendo durante la bajada. Parte de la huella se había borrado y tiramos de GPS para descender, ya que había grabado toda la subida en el mismo, así fuimos perdiendo altura para llegar al Campo 3, a Cólera a los 6.000 metros, donde teníamos las tiendas.

Lo habíamos conseguido,, Javi se metió a dormir en la tienda sobre las 17:00 horas. y yo me quedé con Jose charlando, bebiendo y comiendo,, Fernando el guía brasileiro nos trajo café y coca-cola, él se había dado la vuelta a los 6.600 metros y nos felicitó por la ascensión.

Tras un par de horas nos extrañó que Carlos Bariloche no bajara, había cerca de 40 centímetros de nieve acumulados y las tiendas estaban casi cubiertas, pensamos en buscar algún guía para comunicar por emisora el detalle, pero pronto apareció entre la niebla con un grupo de croatas su silueta y celebramos el éxito de los cuatro en el domo de INKA.

Tras comer y beber todos a dormir, esto si que era sueño,, relajadamente nos quedamos dormidos en las tiendas casi sin darnos cuenta.


DIA 14 DE ENERO, DESCENSO Y ACCIDENTE DE JAVI

La claridad inundó la pequeña tienda, me levante con un dolor de cabeza mucho más fuerte que los anteriores y abrí la cremallera de la tienda,,acto seguido me cayó hacia dentro un talud de 40 centímetros de nieve que me empapó todo, ya daba igual, me calcé las botas y me dirigí al domo, allí ya estaban mis compañeros también desperezándose y tras desayunar con todo nevado las tiendas semicubiertas y el sol en todo lo alto fuimos desmontando tranquilamente para iniciar el descenso.


Ya habían bajado algunos del campo y la huella más bien eran trincheras en la profunda nieve, que huellas propiamente dichas. Ese día no tiró nadie a cumbre y nosotros descendimos por la nieve fresca, disfrutando del paisaje y llegando al Nido de Cóndores o Campo 2 en poco más de una hora.


 Cada vez nos encontrábamos mejor y con facilidad nos fuimos acercando a la zona multicolor de las tiendas donde nuestros amigos argentinos y brasileños con los que habíamos coincidido días atrás nos dieron una sonora ovación. Qué ilusión 30 personas pegando voces, chillando y abrazándonos al llegar, sabían que nos la habíamos jugado y nos había tocado el premio.
Después fué Juanito Oiarzabal con el que estuvimos hablando, nos felicitó, nos hicimos algunas fotos con él y le dimos el gas que nos sobraba, "madriles" nos llamaba. Decía que para los siguientes días imposible subir por la nieve y tras esos dos días volvía el fuerte viento, así que todo el mundo estaba replegando las tiendas para bajar.


Continuamos el descenso por Cambio de Pendiente y allí Javi tuvo el accidente, realmente no fué brusco, se resbaló hacia atrás y se pilló la pierna debajo para levantarse como habitualmente hacemos. Sintió un chasquido y no podía caminar bien. Muy despacio terminamos de bajar hacia los 5.000 metros del Campo 1 con los fuertes dolores de Javi, donde teníamos la tienda grande. Allí pedí una emisora y me estuve pegando un poco con los médicos del parque, a los que su único interés y ayuda que podían prestar era que pagásemos un porteador de altura para que nos bajara la mochila las 2 horas hasta el Campo Base por 160 dólares.
Tras hincharnos bastante las narices y con la ayuda de un amigo leonés que nos encontramos en el campo,, bajamos los tres la carga, quitando a Javi el mayor peso posible y llegando al Campo Base tras 3 horas de tortuoso camino de Javi.


Allí en el base dejamos todo, nos reencontramos con otros amigos y nos fuimos al médico mientras comenzaba a nevar como todos los días (al final si voy a ser el gafe del tiempo). La verdad es que nos trataron mal, a mi no me dejaron entrar al médico mientras le atendían, a Javi le calentaron la cabeza con que no le habíamos ayudado sus amigos, y posteriormente cuando entré me echaron la bronca de cosas que se habían inventado, algo alucinante, y todo por no querer contratar un porter,,ya se sabe la pasta es la pasta.
Y lo peor de todo es que a Javi le dijeron que tenía una rotura y que no había helicòptero, así que tenía que esperar 3 o 4 días volver y según estuviera bajar caminando los 30 kilómetros.

Tras varias protestas y discursiones con guías argentinos, con los médicos y tras explicar mi malestar a casi 50 personas del campamento, incluídos guías y amigos parece que las cosas llegaron a su cauce, al final el que no protesta no le hacen caso.


DÍA 15 EVACUACION DE JAVI

 Para este día Javi se levantó con dolores, y trazamos un plan,, nos dirigimos al médico a montar un buen pollo por la mañana tempranito y cuando bajábamos a la pata coja por el camino, subía él con un papel en la mano y nos gritó de lejos,, -bájate con una mochila ligera que te evacuamos-. bien!!!, si hicieron ésto es porque sabían que no tenían razón y que se habían portado mal con nosotros.

Hicimos una mochila ligera, bajamos hasta la entrada al campo base y allí cual pelicula de rambo, subiendo al helicóptero con los heridos de guerra, fueron subiendo 4 evacuados, uno con ceguera de las nieves, otro con un edema, (ésto es increible esto parece la guerra, cada día evacuan a 7 u 8 personas con problemas graves), y Javi el último. TODO ESTO ESTA GRABADO EN VIDEO.

tatatatatatatatatatata, y salió pitando el helicóptero valle abajo.

Yo me subí para hacer las cargas de las mulas y tras meter 65 kilos en 4 petates y cargar las mulas bajé caminando junto a Jose el Vasco por todo el valle, los 30 kilómetros. Me llevó a "matacaballo" por todo el valle el cabrón el vascuence, 7 horas casi sin parar y 11º día consecutivo caminando para poner la guinda. Iba como una moto en los últimos 5 meses se había subido el Pico Lenin ruso, el trekk del Anapurna y ahora la Aconcagua.



Llegamos a Horcones entrada al parque, nos sellaron la salida del mismo con el sello del ascenso y a las 8 partimos en el bus de línea hacia Mendoza, sabiendo ya que Javi se encontraba bien y que estaba hospedado en un hotel en Mendoza.


El gafe del tiempo que llevo siempre sobre la cabeza volvió, estuvo lloviendo durante el camino y en Mendoza pues igual, varios atascos, una cola interminable para coger un taxi y total llegué al hotel a las 02:00 de la mañana, Javi estaba en una doble pero con cama de matrimonio, asi que me fuí a otra habitación a ducharme tras unos cuantos días y a dormir que estoy muerto.



DÍA 16, DÍA DE MÉDICOS

Me levanté tarde y nos fuimos al médico, allí placas y más placas, consultas, historias, total que al final nos juntamos por la noche para celebrar la cumbre con un asado argentino y con la cita de hoy 17 del médico para ver finalmente lo que tiene Javi, que nos tienen mareados.
Aunque está mejorando esperaremos a la consulta y aún nos quedan 4 días que no sabemos si ir a Santiago de Chile, a la Playa a Buenos Aires o visitar algo por aquí..

RESTO DE DÍAS

La verdad es que durante estos días no han pasado cosas nada importantes, tan sólo que hemos conocido bastante bien lo que es un asado argentino, la uva "malbec" tanto en sus bodegas haciendo visitas turísticas como acompañando a los asados, las calles de Mendoza y nos hemos reencontrado con nuestros amigos Emi y Chino a los que tenemos mucho que agradecer.

También de vuelta y pasando por Buenos Aires y Roma por ahorrar unos euros, hicimos una visita express turística a ambas ciudadades, que no todo es montaña.


22 comentarios:

  1. FELICIDADES CHICOS !!!!. Lo habeis conseguido.Nos habeis tenido super nerviosos Me consuela saber que lo de Javi no es grave.Ahora disfrutar y saborear el triunfo los dias que os queden. El domingo nos vemos (que ya tengo ganas). Un beso
    TK, Nati

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena monstruos lo habéis conseguido, muchas felicidades. Esta odisea es para escribir un libro. A pesar de habernos tenido muy preocupados por la falta de noticias. Un abrazo muy fuerte. Tío Rafa, Pili y Virginia

    ResponderEliminar
  3. eeeenorabuena makiinas!!! sois la hotia y a recuperarse Javi,un abrazo grande para los dos y difrutar de este momento. GRANDES

    ResponderEliminar
  4. ENHORABUENAAAAA¡¡¡¡¡ CHICOS SOIS UNOS MAQUINAS ¡¡¡ Ismael, Eva y Rodrigo han estado siguiendo vuestras aventuras cada dia, nos alegramos muchisimo de que lo hallais conseguido ¡¡ Javiii primooo ¡¡ cuidate esa lesion y te esperamos pronto para que nos cuentes todo en vivo y directo, muchos besos y abrazos y disfrutad los dias que os quedan.

    ResponderEliminar
  5. me alegro de vuestra aventura y que os haya salido todo bien un abrazo javi recuperate enhorabuena. miguel

    ResponderEliminar
  6. enhorabuena chicos!!ya veo que ha tenido q ser durísimo todo xo bueno seguro que a merecido la pena,lo q no ha merecido la pena ha sido la incertidumbre de los de aki de no saber nada vuestro. Dani en casa papa no daba a vasto tomando tilas q ya el domingo y lunes eran dobles y nos habeis tenido bastante preocupados xo bueno,ya te daremos un tirón de orejas cuando vengas y no precisamente x tu 31 cumpleaños,je.Bueno pasarlo muy bien los días de vacaciones que os quedan, disfrutad y Javi que se mejore pronto.Besoss.Lara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicidades compañeros, el esfuerzo siempre tiene su recompensa y vosotros lo a veis merecido. Disfrutar y vivir dos buenos motivos para seguir luchando, un abrazo para los dos. yayo

      Eliminar
  7. Enhorabuena compañeros !!
    Sois unas maquinas . Todos los dias mirabamos para ver si teniamos noticias vuestras y estos ultimos con mogollon de incertidumbre . Seguro que todo ese esfuerzo os hace no olvidar esta fantastica aventura .Javi recuperate , que pasa que tenias ganas de montar en helicoptero !!! Estamos deseando que nos lo conteis todo con pelos y señales . Disfrutad los dias que os quedan .!!

    Un abrazo de Isa , Yeyo y Sergio .

    ResponderEliminar
  8. Increíble historia para contar a los nietos! Sois el orgullo de Parla.
    Enhorabuena!. Juan Carlos

    ResponderEliminar
  9. juan pablo delgado palomo18 de enero de 2012, 3:25

    jajajajaja felicidades jajajajaja javi no sabias que hacer para montar en elicoptero heeeeeeeeeeee.jajajajajaja bueno espero que haya sido una gran aventura para los dos.un abrazo y os esperamos con ansias.ha yo tiraria a la playa jajajjajaajajaja

    ResponderEliminar
  10. Dios que sufrimiento! segun lo leia me quedaba sin aire. Enhorabuena chicos! Pele, como crees que seria subir 800 mas de desnivel para subir al Everest? Dios que dolorrr

    ResponderEliminar
  11. Que orgullo!!! Que ganas y que fuerza!! Pa un día torcido (el mío), la mejor noticia de las mejores!! Estoy feliz por los dos, recuerdo aquel día que Javi me mostró un tobillo antes de alguna excursión y le dije, tienes que parar!!! mucho caso me hizo y al final subió.......que está muy fuerte!!!! estoy muy muy contento, disfruten del éxito y nos vemos a la vuelta. Pele, se vuelven incontables los éxitos.

    ResponderEliminar
  12. Dani ya supe desde el dia que naciste que la montaña iba a ser lo tuyo ya que lo primero que hizo papa fue asomarte a la ventana a ver la nieve que cayo el dia que naciste.Bueno estamos muy orgullosos de ti aunque nos lo haces pasar mal cuando no tenemos noticias tuyas en la montaña, enhorabuena a los dos!!!Besos Mama.

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena Dani!!! Ya tienes un 7000 en tu bolsillo, impresionante!!La verdad esque ya puedes ir pensando en sacar un libro ehh por que los relatos que cuentas estan muy bien. Bueno ya nos contaras eso del vasco con acento irlandes...jeje.Un saludo Edu.

    ResponderEliminar
  14. Compisss, q alegron saber q estais bien y q os traeis la cumbre a cuestas jajaja, con lo q os ha costado subir, parece q os la habeis cargado en la mochila. Estamos todos muy orgullosos de vosotros!!!! cuidaros, sobre todo Javi, y disfrutar de lo q os queda, con el buen sabor de la cumbre. Por cierto, esperamos tu audiovisual Javi. Un abrazo enorme, Carol

    ResponderEliminar
  15. Enhorabuena Javi, bueno y a todos los que van contigo. Julián y Maribel (Gredos) están con vosotros y esperando a que vuelvas para que cuentes y cuentes. Supongo que le habrás cogido a Julián la piedra que le prometiste si no es así vuelve y cógela. De la lesión irás mejor, menuda experiencia, también la del helicóptero. Ha sido una expedición completa. ENHORABUENA Y BESOTES. HASTA PRONTO

    ResponderEliminar
  16. Enhorabuena Chavales, con la piel de gallina estoy por lo que habéis conseguido y como lo cuentas aquí es casi llegar a sentirlo.
    Ahora toca disfrutarlo, descansarlo y saborearlo, que bien merecido lo tenéis.
    Javi, a mejorarse y un abrazo muy fuerte y ya me contarás ese rulo por helicóptero pillín.
    Mi más sincera admiración máquinas!!!!!
    jlmalillos.

    ResponderEliminar
  17. ¡¡¡¡Bieeeen!!!! ¡Conseguido! A la vuelta, Dani, a ver si te llamo, me cuentas y me apunto a alguna (de dificultad moderada, jejeje). Un abrazo, tío, y enhorabuena, chicos, gran ascensión y gran crónica. César (de Luzaga)

    ResponderEliminar
  18. Muy buenas: soy Raul el de León! Como va todo? Seguro que bien con un cocido madrieño pa recuperar esa pata. Os paso mi correo: celades6@hotmail.com.
    Yo seguire por aqui un par de semanas. un saludo

    ResponderEliminar
  19. ese Pele!!! tío, enhorabuena, campeón!!!
    mucha suerte y muchos guevos, asín sin casi aclimatar, felicidades por partida doble.
    un abrazo
    Félix

    ResponderEliminar