sábado, 9 de abril de 2011

Arista Norte del Pic de Perramó y Posets


Para esta ocasión nos dirigimos al Pirineo bajo el manto de la organización de Bajocero nuestro club de Parla, la salida oficial era el intento al Pico Posets, segunda altura del Pirineo y pico codiciado sobre todo por nuestros socios, ya que fue el votado allá por Noviembre en la elección de salidas.
Escalonados como nunca fuimos llegando al aparcamiento de la Espigantosa, unos salieron el Jueves, otros el Viernes y los últimos el mismo Sábado.
No madrugamos mucho, la altura de temporada que nos encontrábamos tampoco propiciaba a ello para una aproximación. Tras llegar al aparcamiento algunos integrantes aún dormían en sus sacos, bien colocados como sardinas y con 4 horas de sueño en el lomo.
Nos preparamos y partimos hacia arriba, entre matorrales de boj y con la mochila cargada de ilusión que no de material. Bastante juntos fuimos disfrutando del Barranco de Eriste y poco a poco entre avellanos, hayas y por último pinos negros fuimos dejando el mundo vegetal atrás.

Los últimos pinos negros nos dejaban ver entre sus ramas el Refugio Ángel Orus y la nieve ya presente desde hacía algunos minutos nos hacía penar hasta la rodilla, mojando las zapatillas de trekk, que utilizábamos algunos para la aproximación.

Tras llegar, fichamos la entrada, nos pedimos cada uno una taquilla y dejando el material sobrante iniciamos la marcha en busca del Pico Perramó o más bien del Collado de la Plana, observando en los primeros pasos la calidad "primavera" de la nieve. Lo normal durante la primera media hora era haber abandonado, pero como no teníamos otra cosa que hacer tomamos el itinerario del GR.11.2, por donde transcurrían los tubos de toma de agua del refugio y penando por la nieve, intentamos llegar a las palas con menos nieve y orientadas al Sur de la Ball de Llardaneta.

La verdad que en dichas palas la nieve no era tan copiosa, aunque la subida hacia el Collado de la Plana se intuía penosa, tras llegar al Barranco de los Ibones, nuestros primeros compañeros se dieron la vuelta y un poco más arriba en el precioso y helado Ibón de les Alforches otros dos se daban de baja y de vuelta.

Nos quedábamos 4 compañeros con un objetivo aún lejano y además sabiendo que el horario de la cena del refugio nos iba a ir mordiendo el culo durante la jornada. Los corredores Noroeste del Perramó nos alegraban la vista, ya me imaginaba subiendo por uno de ellos en invierno. Todo esto eran pensamientos positivos para evitar pensar en la nieve por la altura de la cintura en ocasiones.

Otras veces buscábamos tramos de roca para progresar mejor, e incluso encontrábamos algún tramo de nieve más dura, aún no sabemos porque pero que nos sabía a gloria. No nos quedaba mucho para llegar a la base del corredor que inicia el ascenso por la arista Norte y nos aferramos a esto para continuar a un ritmo con el cansancio ya acumulado de tanto abrir huella y el tiempo limitado.

Al fin y bordeando una pequeña depresión por encima, llegamos a la base de dicho corredor, a nuestra espalda el fabuloso Ibón de la Plana y dos picos bastante agrestes, el Mincholet y el Batisielles Sur cerrando el circo.
A pesar de tener cierta inclinación, la nieve blanda o mejor dicho superblanda nos permitía ascender con bastones y ganar altura por el corredor, más bien con forma de pala.

Al fin salimos a la arista, ésta de roca y con tramos mixtos nos dio la vida, por fin teníamos una zona por la que tener buenos agarres y a pesar de que algunos tramos fueran por nieve nos dirigía directamente a la cumbre, esto por no hablar de todo el Barranco de Batisielles, algo espectacular.

Las fotos ya iban siendo de poster, y algunos tramos de II con buenos patios comenzaban a aparecer por la arista para llegar a la antecumbre, allí vimos que una brecha nos cortaba la progresión y tuvimos que descender por la vertiente de Batisielles dejando a dos compañeros sin más ganas de abrir huella en la antecumbre tomando el sol. Mientras tanto Javi y yo nos tiramos a la mar y por unos neveros que nos llegaban a la cintura en ocasiones nadamos para ir bordeando la antecumbre y ascender a la brecha que delimita las dos cumbres. Desde allí y por una arista expuesta llegamos a la cumbre donde disfrutamos de las vistas y de todos los picos y picos que desde allí se divisaban.

Javi llegando a la cumbre

Tras comer algo iniciamos el descenso por el mismo itinerario, no sin problemas ya que incluso formamos con unas rocas que tiramos un pequeño alud, ante la atenta mirada de nuestros compañeros que descansaban en la antecumbre.
Haciendo algunas paradas y aprovechándonos de las palas de más dureza acortamos tiempos para poder perder altura y llegar al Barranco de los Ibones y a la Cabaña de Llardaneta. Desde allí vimos como el sol se escondía tras la Cresta del Forcau y el Valle de Eriste perdía la luz progresivamente mientras nos daba tiempo a llegar al propio refugio.

Domingo 10, Jornada gloriosa para el club.

21 personas madrugamos más de la cuenta,,, eran las 4:30, con la nieve que había y los calores veraniegos la mejor idea era madrugar muy mucho para progresar por nieve dura,, el mayor acierto del día.
A las 5 el desayuno y a las 5:30 estábamos preparados todos en la puerta con el nerviosismo revoloteando por las cabezas y los frontales sobre ellas.
Durante los primeros 10 minutos no había nieve, posteriormente si la había y mucha. Esto nos obligó a perder incluso por momentos el camino, la nieve por la ingle, por unos momentos se nos pasó a todos por la cabeza la estampa del día anterior, pero todo fue un espejismo, gracias al GPS de Jose fuimos siguiendo el GR 11 y el track que nos llevó siguiendo las marcas rojas y blancas hacia las Gorges de Llardaneta. Estaba amaneciendo y la nieve estaba dura, pero dura hasta tal punto que la progresión era perfecta, ascendíamos con crampones, clavando puntas pero sin llegar a ser un estorbo.
Ya con cierta luz y adentrados en el Ball de Llardaneta avistamos la entrada a la Canal Fonda, el grupo aunque estirado ascendía muy bien y los tiempos eran los mismos que en la temporada estival sin nieve.

Antes de introducirnos en la Canal Fonda una última parada para reagruparnos, el itinerario era evidente y la gente comenzó a dirigirse por la canal.

Tan bella como siempre, pero tan larga, se fue atravesando toda la canal, primero el tramo con menos pendiente dirección Norte y después el más vertical dirección NE. Éste último y con los primeros rayos de sol en la parte alta de la canal es el que nos hizo sudar tinta para llegar al Collado del Diente.

Algunos de los integrantes se desvirgaban a los 3.000 metros, para ellos ya era algo especial el pasar de esa altura y si de todo esto era juez la fabulosa aguja del Diente de Llardana mejor. Salieron hacia arriba los primeros y otros sufrieron baja contentos por haber llegado hasta aquí.

Las palas siguientes aunque no tenían mucha pendiente, eran por encima de 3.000 metros y con una caída hacia la vertiente del Forau de la Neu bastante considerable, así con piolet en mano y nieve perfecta superamos un primer tramo expuesto y nos montamos en el lomo Sur del Posets.
Con una pendiente media de 30º y ahora sí nada de patio ascendimos trazando zetas por una larga ladera hasta llegar a una zona rocosa hasta donde se perdía la pala de nieve, allí nos quitamos los crampones y continuamos por la fácil arista hasta llegar a avistar el vértice.

Poco a poco el vértice se hacía más grande, al igual que la ilusión. Llegamos los primeros y a cuentagotas fueron llegando el resto del grupo, bastante agrupado en un corto periodo de tiempo.

Así 16 bajoceristas nos encontrábamos en la cumbre del Posets,, record histórico del club y con un día fabuloso que la montaña nos debía. Tras disfrutar allí algunos cerca de una hora, iniciamos el descenso por el mismo itinerario, recorriendo la cresta de vuelta.

y volviendo por la Canal fonda con la nieve muy blanda, y metiéndonos hasta la ingle en ocasionas, dándonos cuenta que habíamos hecho lo mejor madrugando tanto. Así poco a poco y ésta vez más desperdigados llegamos al Refugio de Ángel Orus, donde saldamos las deudas y rehicimos la mochila para descender por el Barranco de Eriste hasta el aparcamiento de la Espigantosa, con su cascada la cual visitamos.

Tras unas friegas turcas en el río, descendimos a Castejón de Sos para comer juntos en un restaurante que ya nos vio el pelo en otras ocasiones.

video de bajoceristas:

video

1 comentario:

  1. Muy buen reportaje, como siempre Dani!.
    Nosotros estuvimos en el Mulhacen ese finde y tambien sufrimos la nieve "papa" aunque en las bajadas sacamos mucho partido del "culipatín" para hacerlas más rapido y llevadero.
    Felicitaciones a todos los chicos del Bajo Cero por este logro!!!

    Saludos

    Facun

    ResponderEliminar